Comenzó el proceso de expulsión de migrantes venezolanos en Barranquilla, afirmó el alcalde Jaime Pumarejo, al explicar que son más de 80 personas que vienen reincidiendo en el delito o cometiendo actos que atentan contra la paz y tranquilidad de los barranquilleros, las que serán deportadas al vecino país.

El mandatario distrital explicó que, el procedimiento ya inició y semana tras semana, las autoridades harán un barrido para detectar a aquellos migrantes que infrinjan la ley, sean reincidentes y no sean buenos ciudadanos para expulsarlos del país.

Pumarejo recalcó que “en Barranquilla tenemos los brazos y el corazón abiertos para las personas que quieren hacer una vida, que buscan una segunda oportunidad, pero no para los que nos quieren robar el trabajo, la tranquilidad y la paz”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *