Reveló detalles del escándalo con Centros Poblados.

Jaime Lombana, abogado de la exministra de las TIC, Karen Abudinen, atacó fuertemente al senador Armando Benedetti y reveló detalles del escandaloso contrato con la Unión Temporal Centros Poblados.

«Yo jamás me imaginé que en este episodio de corrupción también iba a aparecer el corrupto de (Armando) Benedetti», expresó a la Revista Semana.

Dijo que el congresista es «un malhechor de cuello blanco». «Es como el camaleón. Adopta el color del árbol que lo sostiene», agregó.

Lombana afirmó que por supuesto existió la llamada que le hizo Armando Benedetti a la exministra Karen Abudinen.

«Él llamó a decir que no podían caducar el contrato», señaló el jurista.

«Nadie puede ceder un ilícito. No era posible ceder este contrato», añadió el abogado.

Recordemos que Benedetti es señalado de interceder para que el contrato pasara a la empresa norteamericana Hughes Corporation.

“¿Qué necesidad tenía Karen Abudinen de inventarse que Benedetti llamó o no llamó o que tal congresista haya falsificado la póliza. Estamos averiguando, pero sí sabemos que la persona que pide la caducidad del contrato es la exministra y eso prueba su inocencia”, aseveró Lombana.

Según el abogado, encontraron un correo que les preocupa en medio de toda esta investigación.

“Se adjudica el contrato y, una vez pasa eso, el contratista tenía 3 días para presentar una garantía de cumplimiento. En ese momento, la unión temporal manda un oficio y dicen que quieren tener un plazo adicional, digamos, para conseguir la póliza», señaló.

«Ellas (dos funcionarias) contestan que no hay más plazos. Si usted no entrega la póliza, aplicaremos lo que establece la norma, dicen, y le niegan el plazo”, agregó el jurista a la Revista Semana.

El Ministerio, según el abogado, le pidió «a quien debía verificar todo, que revisara la autenticidad de los correos”.

“Hemos descubierto que hay un entramado criminal sofisticado. Es que a cualquier persona le meten un gol. Alguien mandó un correo falso con el tema de Itaú. Pero entendamos algo. Ustedes saben que un correo falso rebota, nunca hubo rebote ni le llegó al Itaú», manifestó.

«No tengo duda de la inocencia de la doctora Diana, Sandra, funcionarias al sentirse engañadas. Es lo que hemos visto en la investigación. Sobre otras personas creo que hay que explicar muchas cosas. Más teniendo en cuenta que están en juego más de 1 billón de pesos”, añadió.

Reiteró que la exministra Karen Abudinen es una «víctima» en este entramado de corrupción.

«Es que decretar la caducidad es la prueba clara del apego a la ley de la exministra, insisto”, enfatizó.