El alcalde Jaime Pumarejo recorrió este miércoles distintos sectores donde se realizan intervenciones para mejorar las condiciones de vendedores, comerciantes y visitantes.

Los proyectos de revitalización de este importante sector avanzan dentro de lo previsto. Con San Nicolás, Robertico, la Esquina del Arte y, pronto, El Gran Bazar se reubicarán a más de 1.100 vendedores en la primera etapa.

Desde hace más de 20 años, como si fuera una cita amorosa, Jair Acevedo acude cada quince días al Centro de Barranquilla a proveerse de la mejores frutas y verduras frescas. Siempre ha soñado con ver el sector transformado, más agradable y más limpio: “Que den ganas de quedarse”, dice entre risas este cliente fiel, que se siente feliz con los cambios que hoy se ven en esta zona.

“Lo que yo más compro son frutas, verduras, plátano, yuca, todo lo que es para la casa porque los productos son de buena calidad. Además, por el calor humano, porque son unas personas muy amables, es muy económico y hasta dan ‘ñapa’. Me gustaría que fuera más organizado, tanto para el vendedor como para el comprador”, relata Acevedo.

Ese anhelo de Jair es uno de los objetivos que ya se empezó a lograr dentro de la renovación y recuperación del Centro Histórico de Barranquilla, que hace parte del Plan de Desarrollo 2020-2023. Se trata de un proyecto integral que contempla protección del patrimonio, el rescate del espacio público y desarrollo económico, y que busca darle un mejor lugar de trabajo a más de 3.000 vendedores estacionarios.

Y es que cada vez hay más razones para volver al Centro de Barranquilla. Su transformación y revitalización es una realidad para todos: comerciantes y vendedores que empiezan a contar con mejores condiciones y espacios para ofrecer sus productos, en un ambiente más organizado, de renovadas calles, callejones y hermosas edificaciones patrimoniales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *