Jens Haaning, un artista danés, fue encargado por el Museo Kunsten. Se le pidió que reprodujera dos de sus obras que representaban el salario anual en Dinamarca y Austria.

Pero el artista se guardó el dinero en efectivo y sacó los lienzos en blanco

Hasta ahora, la reacción del museo ha sido mixta.

«Conmovió a mi personal curatorial y también a mí un poco, pero también me reí porque era muy humorístico», dijo Lasse Andersson

Sin embargo, Andersson tuvo claro que el dinero debía devolverse cuando finalice la exposición.

«Es el dinero del museo y tenemos un contrato que dice que el dinero estará de vuelta el 16 de enero», dijo.

Pero Haaning, de 56 años, ha prometido quedarse con el efectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *