Amor y alimentación sana, servidos a la mesa para habitantes de calle

Garantizar las comidas a quienes viven en la calle y a los que la dejaron es el desafío diario del Distrito. En el Centro de Acogida Día y en el Hogar de Paso se les asegura una alimentación sana. Así funciona esta cadena._

 

Cuando a Evelio Valencia le hablan de segundas oportunidades sus ojos se iluminan. Después de 30 años de vivir en la calle en las peores circunstancias, alimentándose de migajas que encontraba en la basura y durmiendo en cualquier banca o andén, ahora puede comer en una mesa con alimentos escogidos por expertos para lograr la buena nutrición de los comensales.

 

Evelio llora de la felicidad. Tiene un plato de comida en la mesa del Centro de Acogida Día (donde viven los ex habitantes de la calle), una cama y, además, estudia inglés.

 

“Dormía en cartón, comía poco, sufría las inclemencias del clima, a veces mucho calor, a veces en invierno dormía con la ropa mojada. Llegué en unas condiciones deplorables, no me podía sostener en pie, no podía dar un paso con firmeza, con seguridad, podía caerme. Estaba físicamente en huesos, antes era solo venas, ahora es que tengo carnitas”, narra Evelio.

 

Él quizá no lo sepa con suficiencia, pero pudo recuperar su peso y ganar “carnitas” -así como lo han hecho decenas de sus compañeros y también los beneficiarios del Hogar de Paso- gracias a toda la logística a cargo de la Secretaría de Gestión Social del Distrito que permite tener todos los días comidas balanceadas con gran componente nutricional y de exquisito sabor, en la mesa en la que se sientan Evelio y sus compañeros.

 

Este programa hace parte del compromiso institucional de la Alcaldía de Barranquilla para garantizar la seguridad alimentaria a poblaciones vulnerables, que por esa misma condición son prioritarias para la administración del alcalde Jaime Pumarejo.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp