Alcalde Pumarejo entregó el nuevo mercado EPM, el primero de 11 plazas que revitalizarán el Centro de Barranquilla

El granero ‘Amor de Madre’, de Vilma Donado, le dio las fuerzas para sacar adelante a sus dos hijos. Con el negocio, que tiene desde el año 1983 en el Centro de Barranquilla, vivió momentos difíciles para poder darles educación, pero hoy aseguró que empezará a disfrutar con las nuevas condiciones que tiene el mercado EPM, donde está instalada desde 1994.
 
“Soy una madre cabeza de hogar. Esta tienda me dio todo lo que tengo, me permitió comprar mi casa, educar a mis hijos y sacarlos adelante. Hoy doy gracias porque la obra que recibimos es hermosa. Ahora espero que este cambio sea lo mejor para poder brindarle a toda la clientela el mejor servicio, para que no tengan quejas de nosotros y tengan ánimo de venir a visitarnos y comprarnos”, expresó.
 
Atrás quedaron los días en que el mal tiempo y las inadecuadas condiciones del espacio público afectaban las ventas. Vilma no ve la hora de estar en su nuevo local.
 
“Contaba los días para tener mi puesto con toda la calidad que deseamos y poder seguir haciendo lo que hago de la mejor manera. Quiero mirar para arriba sin temor a que el techo se caiga con la lluvia o tener que correr a recoger los productos porque el agua se los va a llevar. ¡Estoy muy agradecida con la Administración porque están cumpliendo lo que prometieron!”, explica Vilma.
 
La edificación, ubicada en la carrera 45 con calle 30, contará con 407 locales, una nueva plaza de frutas, verduras, abarrotes y productos cárnicos, que hace parte de la renovación integral del Centro, acondicionado para disfrutar de una mejor experiencia de compra, con baños, buena ventilación, iluminación y una mejor organización para encontrar sus productos.
 
Para el alcalde Jaime Pumarejo Heins, quien asistió a la inauguración con el secretario de Control Urbano y Espacio Público, Ángelo Cianci, este espacio significa esperanza y es el resultado del trabajo en equipo.

El alcalde recordó que en el año 2016 estuvieron en este mismo lugar prometiendo la ejecución de la obra y desbancando mitos. Hoy destacó que es un cambio completo.
 
“Esto es un cambio del cielo a la tierra, comparando con lo que había aquí antes: un lugar oscuro, lúgubre, se llovía más adentro que afuera, se inundaba el piso. Había un plafón que se estaba cayendo encima de los adjudicatarios y los clientes. Era un espacio sin vida que no brindaba esperanza”, dijo.
 
Mientras conversaba con los asistentes les agradeció la paciencia y confianza que tuvieron con la Administración Distrital para gozar de este nuevo escenario.
 
“Tuvieron paciencia, trabajaron con nosotros y hoy empezamos a ver las mieles del trabajo en equipo, pero los vamos a acompañar para que Barranquilla conozca esta hermosa esquina, para que entienda que aquí se puede venir a comprar, a comer, a almorzar y que el mercado EPM sea un mercado de vida y un norte en lo que estamos haciendo, que es recuperar para vivir y trabajar el Centro de Barranquilla”, aseguró.
 
Los grandes beneficiados no solo serán los vendedores y comerciantes, sino los ciudadanos que podrán encontrar una amplia oferta de productos del campo, frescos y de calidad, en una plaza renovada, que priorizará las medidas de bioseguridad y de cultura ciudadana.

La Alcaldía entregará herramientas a los comerciantes que les permita capacitarse para ofrecer un mejor servicio al cliente y aprender sobre el manejo correcto de los alimentos.
 
“Seguimos dignificando la labor de los vendedores, no solo los estacionarios, sino los que se encontraban acá y que el mercado no tenía las condiciones aptas para ellos cumplir su actividad económica”, explicó el secretario Ángelo Cianci.
 
El funcionario agregó que son 407 locales completamente renovados. La edificación cuenta con sistema contra incendios, planta de agua, baños nuevos, entre otras facilidades, lo que mejora sus condiciones.
 
El compromiso y la apuesta del alcalde por mejorar y recuperar el centro de la ciudad lo ha llevado a reconocer su intención y deseo de volver a vivir en esta zona tan influyente e histórica de Barranquilla, que le trae tantos recuerdos de su infancia.
 
“Cuando terminemos el proyecto del Centro de Barranquilla, una de mis ilusiones es volver a trabajar en el Centro como vi a mi padre hacerlo y también volver al Centro a vivir para gozar de esta arquitectura, del calor humano de la gente, de sus historias y recuerdos, y ver un Centro renovado en donde muchos barranquilleros y foráneos se vengan a vivir y a mudar”, afirmó el alcalde.

Más proyectos para el Centro
 
El alcalde Jaime Pumarejo anunció que, en el primer trimestre del próximo año, se abrirá el mercado de granos y continuarán las refacciones, remodelaciones y mejoramientos de otros mercados como Magola y El Playón.
 
“Como otros también que estamos construyendo y será el mercado del Gran Bazar y el Mercado del Río en la isla de La Loma. Todo esto para mejorar la calidad de vida de los vendedores estacionarios del Centro y, además, para hacer un lugar agradable”, indicó el alcalde.  

Vivienda digna
 
Otra de las grandes iniciativas que contempla la Administración distrital para la zona del Centro es generar espacios de vivienda dignos y cercanos a los puestos de trabajo de los vendedores estacionarios para, además, recuperar la seguridad y la tranquilidad en la noche.
 
Por ello, el alcalde Pumarejo Heins anunció que lo que antes era un sitio donde había tráfico de drogas, prostitución, venta de toda clase de estupefacientes ahora habrá una comunidad.
 
“En lo que eran las antiguas colmenas vamos a erguir unas torres de vivienda de interés social, para que la gente que vive y trabaja en el Centro pueda comprar una vivienda digna con subsidio y empezar a vivir ahí. Ese es el primero de varios proyectos inmobiliarios que vamos a trabajar en Barranquillita y el Centro de Barranquilla”, señaló.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp