La Nota Marginal : Presupuesto 2022

Por José Serrano 

Llegó diciembre un poco tachonado por las lluvias, no aparecen las brisas que lo caracterizan y todo el año no alcanzó para seguir generando noticias poco agradables para Malambo. Nos queda en el tintero el polémico presupuesto del 2022 que parece redactado como para California, el estado más próspero de Norteamérica y la cuarta economía más rica del mundo.

El presupuesto presentado por la administración para el estudio y análisis de los concejales está lleno de inconsistencias y cifras infladas.

Partamos del punto que Malambo tiene proyectado recaudar 39.281 millones por recursos propios, cuando el año pasado ese mismo rubro no pasó de 21.590 millones, o sea, se espera percibir más de 17 mil millones, según datos suministrados por la administración municipal a la Contraloría General de la República.

Insisto que hechos pronostican o nos aseguran que esto se cumplirá en un año post-pandémico de una incipiente recuperación de la industria, con una fuga de empresas de PIMSA y con una alta inseguridad que no invita a instalarse nuevas industrias.

Otra perla son los gastos de funcionamiento, o sea, el sostenimiento de la burocracia, que pasará de 12 mil millones a 16.959.283.750 pesos. Resalto que se aumentará en algo más de 5 mil millones. ¡Ombe sean serios!

Por concepto del recurso del río ribereño, que es un dinero que envía la nación para ayudar a los pescadores, este año será de 134 millones. La pregunta que salta es, ¿Qué se han hecho estos recursos de los dos años anteriores si ni una canoa ni un trasmallo se les ha comprado a nuestros pescadores?

Debemos admitir señores concejales que existe una descomunal pérdida de confianza de la ciudadanía hacia ustedes. La opinión pública los mira con mucho recelo, pero que esto no sea impedimento para que veamos todo lo bueno que ustedes pueden hacer por nosotros; hagan un estudio juicioso y serio de este presupuesto, ya que ustedes son los llamados a hacerle contrapeso a las erróneas políticas del ejecutivo, lo digo porque el único que veo y escucho en esta patriótica tarea en al concejal Omar Camargo.

No tomen mi opinión como un señalamiento destructivo, no; por el contrario, unámonos en la defensa de Malambo, creo que estamos a tiempo de elaborar un presupuesto que defienda los intereses de todos sus electores.

Existen una serie de ítems y de puntos en el presupuesto cuyo objeto es tan gaseoso, que solamente se entiende es la cantidad.

Solamente para el pago de la deuda se destinarán 6.247 millones, más el crédito a tesorería de los 3 mil millones de los que les hablé en la nota pasada, más 2.455 millones en intereses, en fin, millones y miles de millones, y, ¿Por qué no les pagan puntuales a los celadores, aseadoras y OPS?

Se me olvidaba, ando averiguando por una encuesta que realizará el año entrante que tendrá un costo de 80 millones y por un exorbitante y escandaloso presupuesto para publicidad.

Señores concejales ustedes tienen la palabra, por lo pronto le pido a Raquelita que cocine los guineos verdes pa` desayunar que ya voy por el queso.

 

 

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp