“No había primeros auxilios, ni ambulancia”: mamá de niña fallecida al caer al vacío en el Metro

Con información de Zonacero

Una serie de graves denuncias hizo este sábado Teresa María Ortega García, la madre de la niña de 13 años que falleció al caer al vacío por una de las barandas en los corredores del estadio Metropolitano Roberto Mélendez. 

Según contó la mujer, su hija cayó al vacío debido a una descompensación que le produjo los efectos adversos de la vacuna, pero que lo más grave es que en el sitio no habían los elementos básicos de primeros auxilios.

“El último piso del estadio Metropolitano no está apto para nada de vacunas, ni nada de salud. Sea quien sea, niños, adultos, ancianos, eso no está apto. No sé por qué permiten hacer eso ahí. No entiendo esa parte, porque otra niña también se desmayó. No había primeros auxilios, no había ambulancia, no había nada. Me la agarraron todo el mundo desesperados”, expresó. 

Ortega García dio sus declaraciones la mañana de este sábado en las instalaciones de Medicina Legal, donde adelanta las diligencias para reclamar el cuerpo de su hija, a quien recuerda como una niña llena de alegría, que una semana antes había celebrado su cumpleaños.

“Alegre, feliz, amada, querida. Mi niña era muy especial, noble. Para ella no había riqueza, era humildad. Era súper feliz, cumplió apenas 13 años el viernes pasado. El 26 de noviembre”, recordó. 

“No tengo palabras. No se lo deseo a nadie en el mundo. Mi hija era todo para mi, mi confidente, mi hija, mi pilar. Todo en mi vida, todos los días se lo decía, te amo, eres hermosa, la luz de mis ojos. La quiso Dios, no sé por qué. Era muy sana”, añadió. 

El accidente

Según los relatos de la mujer, todo se presentó cuando su hija se apoyó en una de las barandas de los pasillos del estadio Metropolitano. En ese momento ella cree que perdió la conciencia por el efecto del viral. 

Y es que instantes previos al siniestro, a otra pequeña ya le había sucedido algo similar. Luego, vino el lamentable suceso unos 15 minutos después, según contó. 

“Se desmayó una niña detrás de ella. Después mi hija, pero no enseguida. Nos quedamos viendo a la niñita y se sentó en el borde. Se tuvo que desmayar porque mi hija jamás se pudo haber tirado. Nunca, era demasiado feliz. Nunca la vi amargada, con todo el mundo trataba. Ella no tenía reparos. Es un dolor muy grande, papito Dios que me dé la fuerza que necesito”, dijo entre sollozos. 

Las quejas de Teresa María fueron más contundentes al señalar que no entiende porqué el punto dentro del escenario es tan alto, siendo riesgosos para todas las personas. 

“Fue un desastre. Hubo hasta un choque con la ambulancia. La salud acá está demasiado… cobran tantas cosas, EPS… y la salud está mal”, cerró.  

La pequeña era estudiante de séptimo grado y las autoridades adelantan investigaciones para esclarecer el accidente.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp