Con pico de botella agredieron a un árbitro de fútbol en Soledad

Con información de Zonacero

Un un repudiable hecho de intolerancia un árbitro de fútbol fue violentamente agredido por un aficionado cuando se disputaba un partido en la cancha del barrio Manuela Beltrán del municipio de Soledad.

El hecho se registró durante el partido Atlético vs Galácticos, por el torneo barrial.

El partido terminó iba 1-0 en favor de Galácticos cuando se produjo el empate de Atlético.

En ese momento, el autor del empate comenzó a hacer gestos frente a los hinchas de Galácticos.

Fue el acto en que los adversarios reaccionaron en contra el árbitro Arlinton Ariza Camargo.

“Fue cuando por una persona irresponsable pude haber perdido la vida”, manifestó Ariza Camargo.

En ese momento fue atacado por un joven que le reventó una botella de cerveza y lo golpeó.

“Me pegó un botellazo y luego me restregó el cuello con el pico de la botella”, añadió.

Así, con el pico de la botella le produjo heridas en la cabeza y en el cuello.

Ante las heridas recibidas inicialmente fue trasladado al Hospital Adelita de Char y luego al Hospital Universitario del Norte.

La víctima de este repudiable hecho de intolerancia deportiva manifestó que poco después recibió mensajes de la mamá del agresor en los cuales no solamente ofrecía disculpas por lo sucedido sino que, además, le propuso un arreglo en dinero para dejar el tema así.

“Yo le dije que no se trataba de eso sino que él (el agresor e hijo) actuó sin pensar la grave situación por lo que hizo”, agregó.

De inmediato, señaló, la mamá del agresor no solamente no aceptó lo dicho por la víctima sino que inició amenazas contra él.

Yo estaba preocupado por la forma como me encontraba, llegar a la casa, lleno de sangre y que me vieran así mis hijos. Y le dije a ella (mamá del agresor) que no estaba inventando nada. Fue que él me pegó el botellazo en la cabeza y cuando se partió la botella con el pico me cortó el cuello”, puntualizó.

Ya Arlinton adelanta las diligencias ante Medicina Legal y Fiscalía General de la Nación para judicializar y poner tras las rejas al agresor.

Esta situación de intolerancia con los árbitros se ha vuelto recurrente en el departamento del Atlántico.

Ya se registran casos en el Municipio de Suan, en el barrio Los Olivos de Barranquilla y ahora en Manuela Beltrán, en Soledad.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp